El arte de crecer en pareja. PNL para el Amor y la Sexualidad

Sobre la realidad
05/01/2016
Mostrar todo
Amor eterno. Foto de Mayte Durá Galiana

Amor eterno. Foto de Mayte Durá Galiana

El arte de crecer en pareja. PNL para el Amor y la Sexualidad

Una buena relación en pareja se puede parecer a una noria, donde cada cabina son los momentos compartidos en la pareja, hablar de cosas comunes, de repartir tareas, de preocupaciones e ilusiones; cabinas de acción, de hacer cosas juntos, desde lo cotidiano hasta viajes, cenas, encuentros con amigos, etc. Cada uno de ellos crea una energía especial que impulsa el motor de la noria, teniendo muy en cuenta que el espacio de la sexualidad afectará de modo muy importante al buen funcionamiento de vuestra noria.

flores 1

La PNL puede aportarnos recursos para que el motor funcione con energía y precisión. ¿Dónde empieza una pareja que ayude a cada uno de sus miembros crezcamos como persona? Si estamos hablando de una noria, cualquier de las cabinas sirve: el hablar, el hacer, un encuentro sexual, todo aporta. Lo cierto es que todo comienza por los primeros gestos para hacerte ver por el otro, las primeras palabras y encuentros y, casi sin saber cómo, sentir atracción y curiosidad.  ¿Qué puede hacer la PNL para que convertir todo esto en una experiencia extraordinaria? La primera parte es la responsabilidad: no cabe el “no puede evitarlo”, “me equivoqué”, “no me atrevo” y frases parecidas, ya que según las presuposiciones de la PNL “cualquier elección es mejor que no elegir (Virginia Satir) y “no hay fracaso,  sólo retroalimentación (Milton Erickson)”; también que  “todo comportamiento tiene una intención positiva (Virginia Satir)”. Es decir: que es mejor acercarnos a la persona que nos interesa porque siempre aprenderemos algo de nosotros mismos y de los demás.

 

Una vez lanzados a la aventura, empecemos por la cabina de la sexualidad. En PNL trabajamos la estructura de la experiencia; todo lo vivimos a través de lo que vemos, las palabras y sonidos que escuchamos y las sensaciones que percibimos a través de nuestro tacto, nuestra piel, el olor y el sabor.  Nuestras experiencias están llenas de las cualidades de las imágenes, sonidos y sensaciones, las guardamos en forma de recuerdos y revivimos una y otra vez los que tuvieron un impacto especial. Nuestra propuesta es cuidar lo que va a ser la estructura de la experiencia y lo que puede intensificar la experiencia: el espacio, los colores, la intensidad de luz, la música y las palabras, el tono de voz,  todo lo relacionado con las sensaciones y el olor.

Además del ambiente, la preparación también puede empezar abriéndote al otro y reconociendo al otro. Imagínate delante de esta persona, mirándole a los ojos, sin tocaros, descubriendo la profundidad de su interior y dejando que explore los tuyos. Viendo más allá, descubriendo todo un mundo interior sin hablar.  Sólo mirando y viendo, al mismo tiempo que sus palmas y las tuyas se acercan sin tocarse, dejando que se unan vuestras energías. Y poco a poco pasáis a poner vuestra mano derecha sobre el corazón del otro, ensolviéndoos por vuestros sentidos y dejando que todo siga su ritmo siendo uno solo.

Hay quién cree que un solo encuentro puede ser sólo eso: un encuentro para pasarlo bien; pero no es lo que piensa nuestro cerebro, ya que de inmediato procesa todas las sensaciones y crea conexiones que hacen que esa persona con quien hemos estado se convierta en alguien especial para nuestros pensamientos y nuestros proceso bioquímico del cuerpo. Por eso decimos que “tenemos química”.  Un encuentro especial crea nuevos caminos en nuestra percepción del mundo y alguien que antes no estaba pasa a ser parte esencial de nuestro mundo e impregna de su energía nuestras células.  ¿Qué ocurre cuando esa persona y tú sois compatibles? Que se inicia todo un proceso de adaptación de cada forma de ver el Mundo para que la relación siga adelante

IMG_3988¿Y cuándo no lo somos? Entonces se puede llegar a crear una dependencia, pues se puede “creer” que conocemos al otro y lo podemos llegar a convencer de que actúe como nosotros deseamos y esperamos según la idea que nos construimos en nuestros primeros encuentro. Lo que podía ser una relación idílica pasa a ser una cárcel para ambas personas.  Ambos quedan atrapados en una relación donde es muy difícil crecer y disfrutar.[/vc_column_text][/vc_column]

¿Y qué hacer para que todas las cabinas funcionen con suavidad permitiendo el movimiento natural de la noria? En la película Exodus, los votos que se hacen mutuamente Moisés y Séfora son:

 

11

El uso del lenguaje es uno de los recursos de la PNL que facilitan esta forma de vivir en la pareja.  La forma de hablar no es casual, refleja tus creencias y valores, tus inquietudes, tus preferencias y programaciones. Si conocemos el lenguaje propio y el de la pareja nos permite conocer algo de su funcionamiento. Y así acercarnos a su forma de ver el mundo.

 

Yo te acepto

 Las palabras también nos permiten detectar la forma de funcionar en lo cotidiano y los factores de motivación.  Cada uno tenemos la forma de funcionar que tenemos entrenada y nos hace sentir seguros.  No hay formas mejores que otras.  En tu pareja ¿dejas que la otra persona compre de la forma en que está acostumbrada o pretendes inculcarle tu forma? ¿Le gusta tener un plan o prefiere ir probando productos nuevos? ¿Le gusta potenciar lo que es igual a ti o llevar la atención a lo diferente? ¿Necesita más tiempo que tú en las decisiones? ¿Le gusta trabajar en soledad o mano a mano? ¿Prefiere leer o ver una peli? ¿Prefieres regalarle un libro o una sesión de spa? No hay una sola forma de hacer la lista de la compra, elegir las vacaciones o de organizar un evento o los propios espacios en la convivencia.

Los Metaprogramas en PNL nos permiten reconocer nuestras tendencias y reconocer las palabras que denotan nuestra forma de decidir y elegir.  Cuando entendemos que cada persona tiene entrenada una forma de funcionar, se abre ante nosotros un mundo nuevo de posibilidades de acción y de aceptación de la otra persona.

DSC02473 (2)Integrar sus palabras en tu conversación igualará vuestras diferencias, porque os incluiréis mutuamente vuestras formas de hacer, vuestros criterios y vuestras inquietudes.  No se trata de ser como el otro, si no de incluir al otro en tu mundo para construir vuestro espacio común. Para aceptar al otro, empieza por reconocer que no hace las cosas de la misma forma que tú. Encontrar nuevas formas te enriquecerá y te abrirá a otro modo de percibir el mundo, para encontrar nuevos caminos y soluciones.

 

Para que sigas siendo tú mismo.

Para adorar lo que conozco de ti. Y confiar en lo que aún no conozco.

Y además…. eres mucho más que tus actos.  La siguiente propuesta es cuidar y proteger  la Identidad.  Tendemos a poner etiquetas a las personas cuando sus comportamientos no son lo que esperamos, generalizando así todo lo que hacen.  Por ejemplo, si alguien necesita un tiempo de reflexión antes de actuar, quizás le decimos “eres lento” o “eres indeciso”  ¿Qué tal si nos fijamos en lo que hacen, describiendo exactamente su comportamiento sin atacar la identidad?  Y si algo no nos gusta, sugerir un nuevo comportamiento. Cada persona tiene millones de comportamientos diferentes y puede aprender otros nuevos con los recursos de que dispone o ampliando las capacidades personales. Pero la identidad es sagrada, Somos seres únicos y valiosos.  Respetando la identidad propia y la del otro hacemos que sea posible.

 

Con respeto, para tu integridad y fe en tu perpetuo Amor por mí

Estos recursos y muchos más, hacen que la PNL nos permita crecer en pareja y al mismo tiempo seguir siendo nosotros  mismos.  El Amor se cultiva cada día.

El arte de crecer en pareja

PNL para el Amor y la Sexualidad
por Mayte Galiana

Mayte Galiana
Mayte Galiana
Formadora PNL. Miembro didacta de la AEPNL (Asociación Española de PNL). Fellow Member Trainer de la IANLP (International Association for NLP). Máster en Hipnosis Ericksoniana con PNL / Máster en PNL y Salud. Coach wingwave.

Comments are closed.