Hagamos las cosas Difáciles

5 claves para elegir tu formación en PNL
13/09/2018
Adulescentes. Foto de Esperanza Asensi
Adulescentes
14/09/2018
Mostrar todo

Hagamos las cosas Difáciles

Hagamos las cosas difáciles

pintando. foto de Mayte Galiana

Hagamos las cosas Difáciles

Es muy común oír la palabra  difícil en  contextos de aprendizaje o en situaciones que requieren un cambio en nuestros hábitos.

¡Qué difícil es esto!
¡Qué difícil me resulta!

Según la Real Academia el significado de difícil es

Del lat. difficĭlis.

  1. Que presenta obstáculos(impedimentos). Poco probable. Raro o extraño
  2. Dicho de una persona: Descontentadiza o poco tratable.

Nuestro cerebro ha aprendido estos significados y sigue al pie de la letra lo que le decimos.  Crea el espacio para cumplir la orden que le damos con nuestras palabras.

¿Qué ocurre en nuestro cuerpo cuando decimos que algo es difícil?

Si tuviéramos un semáforo interno que gobernara nuestras acciones, ¿qué color estaríamos activando?  Seguramente aciertas: se pondrá el amarillo de alerta y esto  va a suponer un gasto energético extraordinario. Y lo siguiente que podemos oír de nuestra boca es  “esto es imposible” transformando la situación en parálisis total: pasamos a semáforo en rojo en un plis plas. ¿Es eso lo que quieres?

Las personas utilizamos el adjetivo difícil en las situaciones que nos resultan poco familiares o cuando no encontramos la forma de resolver la situación.

La PNL parte de unas premisas que nos facilitan el camino cuando las incluimos en nuestras creencias base

  1. Todo lo que hacemos lo hacemos bien. Si me enfado tengo recursos para hacerlo y hasta he creado mi propio método o procedimiento.  Si me deprimo, sigo un proceso y me digo determinadas cosas, coloco mi cuerpo de determinada manera y le doy la orden a mi cerebro para que las cosas que haga estén de acuerdo a esta energía.  La parte responsable de este comportamiento está actuando de forma impecable.
  2. No hay errores en nuestro camino, solo resultado que nos llevan al objetivo deseado o a otro lugar diferente. Si lo que haces no te acerca a tu objetivo….cambia de conducta
  3. Todo comportamiento parte de una Intención positiva. De algo bueno que queremos conseguir y está relacionado con un Valor.
  4. Tenemos los recursos que necesitamos en nuestra Vida.  Simplemente, en algunos momentos hay que readaptarlos a las exigencias de las circunstancias.
  5. Preguntar “¿Para qué quiero esto en mi Vida?” y dejar el ¿Por qué a mí?

Entonces…. ¿Qué hacer ante lo nuevo y costoso por mi falta de familiaridad?

Entrenar, probar y adecuar hasta que pase a formar parte de mi vida cotidiana.  Los recursos que necesitamos para ello son la Constancia y la Paciencia acompañados de creencias que nos permitan repetir y encontrar nuevos caminos.

¿Sabes que para aprender a caminar te caíste unas 1000 veces? Y esa insistencia sin juzgarnos, ¿cuándo la dejamos atrás?. Quizás es un buen momento para  el dejar el juicio sobre si lo consigues a la primera o a la decimonona vez. Quizás es más simple de lo que crees.

Aprender como peques. foto de Mayte Galiana

Aprender como peques. foto de Mayte Galiana

Y si al final lo que has entrenado no sirve para lo que esperabas…seguro que puedes aplicarlo en otros contextos o situaciones.  Tener tu mente abierta para disponer de tus propios recursos te da la posibilidad de conectar las cosas que aprendes para situaciones de emergencia o donde necesitas nuevas ideas.  Atrévete a experimentar

¿Cómo hacer las cosas difáciles? ¿de difícil a fácil o asequible?

Atrévete a aprender como cuando eras peque

Suspende el juicio

Entrena y repite

Disfruta del camino descubriendo un mar de infinitas posibilidades en tus capacidades y habilidades

Mayte Galiana
Mayte Galiana
Formadora PNL. Miembro didacta de la AEPNL (Asociación Española de PNL). Fellow Member Trainer de la IANLP (International Association for NLP). Máster en Hipnosis Ericksoniana con PNL / Máster en PNL y Salud. Coach wingwave.

Comments are closed.