Recursos de la PNL para la gestión de la incertidumbre

miedo a la incertidumbre
El miedo a la Incertidumbre
26/05/2021
Mostrar todo

Recursos de la PNL para la gestión de la incertidumbre

Recursos de la PNL para la gestión de la incertidumbre

“La incertidumbre es una margarita cuyos pétalos no se terminan jamás de deshojar”

 

Mario Benedetti

 

 

En un artículo anterior ya hemos visto el significado de la palabra incertidumbre

 

¿Es todo predecible? Hay tantos factores en el exterior que es imposible tenerlos todos

bajo nuestro control.

 

Imagínate que quieres ir de excursión al campo y eliges un día que —según las predicciones— va a tener sol; hay un cambio en los vientos y ese día aparece con lluvias… ¿Te enfadas y sientes impotencia por algo que no dependía de ti?

 

Tienes que organizar un evento y te gusta tenerlo todo controlado. ¿Te recreas en todas las posibles pegas que pueden ocurrir? ¿Son realmente probables todas esas cosas que se te pasan por la cabeza? ¿Sufres por esas visiones nefastas de tu sueño?

 

Cómo hemos visto en el artículo anterior, permitir que nos invada el miedo a la incertidumbre llena nuestro espacio mental de inseguridades y de suposiciones.  Ese miedo al futuro y a que se cumplan nuestros vaticinios nos descentran en el presente.

 

¿Y si lo nuevo que nos llega es una puerta a oportunidades para conectar con nuestros recursos? La gestión de los imprevistos de forma adecuada es equivalente a cuidar de nuestro bienestar y de abrir la puerta a nuevos caminos.

 

Para reaccionar de forma saludable ante lo desconocido, necesitamos ubicarnos en estado de alerta. Ahora bien, puede ser desde una alerta extrema con estrés, que sólo se puede tolerar por cortos espacios de tiempo agotando toda la energía, o bien un estado especial de alerta desde el reposo y la atención plena. ¿Cuál prefieres? ¿Qué estado te permitirá reaccionar favorablemente ante las situaciones con imprevistos?

 

Nuestras premisas para seguir trabajando este tema:

  1. Las cosas pueden ser iguales como siempre o no.
  2. Estar en alerta reposada nos permite percibir pequeños cambios en el entorno.
  3. Tenemos los recursos necesarios para hacer frente a los cambios.

 

Si estás en “alerta reposada” podrás notar los pequeños cambios que te están avisado de movimientos que se están produciendo en el entorno y que son diferentes a los previstos. Y desde ese estado es más probable conectar con los recursos adecuados para solucionar las cosas que van llegando.

Los puntos que hemos trabajado en el artículo anterior, para empezar con la gestión del estrés ante situaciones imprevistas son:

 

  1. Construye una imagen poderosa de lo que “Sí quieres que ocurra”
  2. Entrena las veces necesarias de forma mental lo que te propones
  3. Repito: Entrena las veces necesarias de forma mental lo que te propones
  4. Práctica la actitud de la alerta reposada

Recursos de PNL para la gestión de la incertidumbre

  1. Entrenamiento en suspender el juicio.

El ser humano es una máquina de interpretar. Necesitamos dar significado a lo que nuestros sentidos captan del mundo exterior. Esa información es procesada por los filtros perceptivos y transformada para que los datos recogidos tengan sentido para nosotros.

 

Aprender a suspender el juicio es aprender a suspender, por un momento y de forma consciente, esa interpretación que estamos habituados a hacer.

 

Llamamos realidad de primer orden a la realidad que captan nuestros sentidos, eso que vemos, oímos y captan nuestros órganos sensoriales.  Esta es la realidad contrastable, el resto de los niveles de realidad son nuestras interpretaciones y cómo nos hace sentir el significado que damos a las cosas. En PNL, llamamos “alucinación” a todo lo que no es verificable sensorialmente.

 

Somos máquinas de interpretar, vivimos del significado que damos a las cosas. Así que, si todo es una alucinación ¿por qué no aprender a resignificar nuestras interpretaciones de la realidad?

 

“Si vamos a alucinar.. que sea algo potenciador y no limitante”

 

Suspender el juicio, parar por un momento la interpretación, nos permite percibir si ese pensamiento es potenciador o limitante.

 

Suspender el juicio, para potenciar nuestra interpretación del tema que se presenta.

 

Los sucesos no son ni buenos ni malos … simplemente son. Y dependiendo de cómo estemos frente al acontecimiento, según sea nuestra visión…  tendremos energía para determinar lo que deseamos hacer con ello.

 

Dejaremos de tomarnos las cosas a lo personal.  Las cosas ocurren y punto.

Es cierto que cuantas más cosas tengamos en cuenta más probable es que nos acerquemos a la imagen que nos hemos construido del futuro.

 

 

  1. El poder del lenguaje

De entrada, puedes usar el Metamodelo del Lenguaje para mantener a raya las suposiciones, juicios, causas-efectos y equivalencias complejas que pueden estar dando lugar a interpretaciones que alimenten el miedo a la incertidumbre.  El Metamodelo del Lenguaje te proporciona recursos para desequilibrar ese bucle y resignificar tus interpretaciones de la realidad.

 

Hablar de generalizaciones — siempre, todos, nunca…— y unir esas expresiones con frases tipo “sentencia” nos asegura que nos vamos a frustrar y paralizar la acción productiva.

 

Adicionalmente, usa palabras de alta energía. Puedes cambiar el lenguaje jugando con reencuadres. Así, te resultará sencillo sustituir palabras de bajo contenido energético y que llevan al miedo y bloqueo por palabras que sirven para describir lo mismo, dando un nuevo significado a tu experiencia.

 

Ejemplo:

  • problema por reto o situación a resolver
  • miedo por hay un tema a cuidar, a atender con precaución, meditar
  • obstáculo por tema a superar/tema a evitar
  • Todo me pasa a mí por me encuentro con retos interesantes todos los días

 

Seguro que puedes ir encontrando muchas más. Si observas detenidamente, con las dos formas de expresarlo nos estamos refiriendo a lo mismo. Sin embargo ¿tienen las dos la misma energía?

 

Para terminar, ten en cuenta que todas las formas de hablar tienen su efecto neurológico. Cuida lo que escuchas y lees, ya que puede impregnar tus pensamientos casi sin darte cuenta. Cuida lo que lees y escuchas, sobre todo en las dos horas previas a irte a dormir.

 

 

  1. Ante la Preocupación: Ocupación. Hacer lo que depende de ti

“Conecta con el momento presente, céntrate en lo que depende de ti y hazlo”.

 

Ocúpate de lo que depende exclusivamente de ti:

Primero haz una lista de las cosas que dependen de ti. Y luego organiza tiempos y tareas.

Seguidamente, ten en cuenta que siempre es el momento presente. ¿Qué puedes hacer ahora? Nunca es tarde o se ha pasado el tiempo, eso es sólo tu percepción. El momento es ahora, en este momento 7:53 hora de Alicante (España). Puede que el momento para realizar algo sea otro, pero en el presente lo proyecto y agendo para que sea posible su realización.

Simplemente, haz lo que dependa de ti en el momento adecuado y así la sensación de espera desaparece, las suposiciones y estar pendiente de lo que no está en nuestras manos baja de intensidad. Si no depende y no hay nada que hacer ¿para qué llevar la atención ahí?

Ejemplo para conseguir un préstamo. De mí, depende conocer las condiciones, preparar la documentación, preparar la entrevista con la persona si es presencial o tener previstas las preguntas si es online.

Ejemplo: Tengo una entrevista. ¿Qué depende de mí? Saber lo que es importante para la entidad y las personas que van a estar presentes. Además de preparar lo que voy a exponer, ensayar el “cómo” y el “Estado interno” en el que me quiero situar, crear una imagen de lo que “sí quiero que ocurra” y repetir en mi mente mi forma de estar ahí.

Ocuparme de lo que depende de mí, me sirve para mantener una disposición activa. La mente necesita trabajar, entonces es cuestión de darle trabajo adecuado y útil. De lo contario, se entretendrá suponiendo y creando situaciones de nerviosismo.

Ejemplo con la situación actual de la pandemia por Covid. Empieza por sustituir lenguaje de baja energía por palabras que sean neutras o de alta energía. Depende de ti aceptar lo que hay. Informarte manteniendo a raya los juicios y, sobre todo, establecer un plan tanto preventivo como si al virus le da por ser tu invitado por una temporada. Si tienes todo previsto ¿para qué entrar a perder energía pensando en qué pasaría o decir que no quieres que ocurra lo que ya está en el ambiente? Tener preparadas tus medicinas (naturales, homeopáticas o alopáticas), adecuar la alimentación para favorecer un pH adecuado y ejercitar la respiración siempre depende de ti.

En resumen: ten claro cómo quieres hacer para prevenir y las cosas a cuidar si se invita a tu casa. Resueltos estos temas puedes dedicarte a tu vida: ya no es un problema, es una situación por desarrollar si se presenta.

“Ocuparse del presente es lo que toca”

 

  1. Crear alternativas

Antes de que ocurra, tener alternativas previstas por si el resultado no es el esperado. Eso aumenta la flexibilidad de acción y mantiene el Estado hacia la búsqueda de nuevos caminos.

Preguntas clave para crear alternativas:

¿Qué pasará si lo consigo? ¿Qué no pasará si lo consigo?

¿Qué pasará si no lo consigo? ¿Qué no pasará si no lo consigo?

¿Qué recursos necesito en cada caso? ¿Dispongo de ellos? ¿Cómo puedo acceder?

 

 

  1. Actuar desde la Pasión

 

Poner Pasión es encontrar tu verdadera motivación en cada momento.

 

Esto que voy a hacer, ¿para qué es? ¿qué busco haciendo esto?… De esta forma, si lo que emprendo no produce el resultado deseado, mantengo mi Meta-objetivo para elegir un nuevo camino que mantenga mi motivación.

No hay fracaso, sólo retroalimentación. De todo lo emprendido podemos aprender, reconociendo las cosas que sí han funcionado y rescatarlas para lo nuevo que emprendamos.

Y si algo no funciona, haz algo diferente. Nos empeñamos en repetir lo mismo cien veces, pensando que en algún momento conseguiremos el resultado buscado. De lo que no funciona, el aprendizaje es, a menudo, muy simple: no es por ahí.

Tener Recursos para la adaptabilidad a los cambios necesarios

La gestión del riesgo y la incertidumbre nos lleva al liderazgo de nuestros proyectos y de nuestra propia Vida.

“Actuar desde la Pasión es actuar desde la Conexión”

Cuando hay conexión, fluyen las ideas, los movimientos y todo parece tener sentido. Muchas personas hablan de las casualidades que se producen desde ese estado. En realidad, son señales y sincronías que están esperando ser descubiertas por ti.  Son regalos del Universo que podemos ver, oír y sentir cuando estamos conectados y abiertos a dejarnos sorprender.

 

  1. Dejarte sorprender

 

¿Sería igual tu Vida sin ninguno de los imprevistos que te has encontrado? ¿Cuántas personas hay ahora en tu vida que aparecieron un día, produciendo un gran cambio en tu realidad? ¿Cuántas situaciones inesperadas has vivido, gracias a las cuales ahora estás en otro lugar, otro trabajo?

 

¿Qué experiencias te esperan?

 

La Vida no es ni buena ni mala. Sólo es. Somos nosotros quienes vivimos las cosas de una forma u otra.

 

 

“La felicidad está en el interior y es independiente de las circunstancias externas. ¿Quieres ser invencible? prescinde de las cosas que escapan a tu control y céntrate en tu voluntad, en las ideas de las cosas que pasan y en el uso de esas ideas”

 

 

 

Mayte Galiana
Mayte Galiana
Formadora PNL. Miembro didacta de la AEPNL (Asociación Española de PNL). Fellow Member Trainer de la IANLP (International Association for NLP). Máster en Hipnosis Ericksoniana con PNL / Máster en PNL y Salud. Coach wingwave.

Comments are closed.

¡Contacta!
close slider

    ¡Cuéntanos lo que necesitas!