Resolución de conflictos en el aula con arquetipos

Coaching Sanitario
12/05/2017
Perfil de Lenguaje y Comportamiento
18/05/2017
Mostrar todo

Resolución de conflictos en el aula con arquetipos

El trabajo de arquetipos se basa en el trabajo de Robert Dills, Judith DeLoizer y Debora Bacon Dilts descrito en “La evolución de la PNL”.

A su vez estos modelaron a Carol Pearson (que de la lista de arquetipos de Jung, cogió lo seis que encontró que aparecen en las fases de transicicón). Carol Pearson sigue trabajando con los arquetipos con lo que ella denomina PMAI (indicadores mar para los arquetipos personales)

De la misma forma que en los momentos de cambio, los niños pasan por situaciones en sus ciclos adaptativos de aprendizaje donde la interacción con sus compañeros, se convierte en un dragón. La respuesta ante el dragón toma la forma arquetípica de huida, rechazo, la negación, el agobio, la frustración, la rabia, la determinación, la lucha, la aceptación.

Este año en las jornadas de la AEPNL Marisa Valls y Mayte Galiana han presentado este trabajo y su organización en las aulas.

Marisa Valls ha encontrado en los arquetipos de transición la forma de que sus alumnos encuentren recursos en los conflictos originados entre ellos y presentarles la oportunidad de alcanzar los dones y los recursos que cada arquetipo aporta mediante su relación con el dragón.

Les acompaña a trabajar cada una de ellas y que ellos mismos elijan la figura arquetípica que consideran más acertada para su dragón. Y una vez gestionada esta parte, hablar a sus compañeros. El dragón puede ser acogido en el campo de estos recursos, se transmuta: el problema se convierte en oportunidad de aprendizaje y de incorporación de nuevos recursos. El drama se transmuta de la rabia o el dolor a caminos de solución

Fase de transición está asociada al dragón: Desconocido Enorme y Potencialmente peligroso

Y tenemos respuestas arquetípicas como la rabia, la ira, la huida, la aceptación…..

Cuando nos enfrentamos a nuestros dragones todos pasamos por estas fases o por alguna de ellas. En algún momento de nuestras vidas hemos sido:

El Inocente

No sabe que el dragón existe. Optimismo, pureza, simpleza.
Desde fuera otros pueden ver nuestro dragón, pero nosotros ni siquiera somos conscientes. Nos acercamos al dragón sin saber que peligros potenciales tiene o sin ni siquiera ser precavidos ¿Porqué si nosotros no sabemos que puede ser peligroso?
Soy presa de la Ingenuidad, La Inexperiencia y me vuelvo Vulnerable

El Huérfano

Agobiado o consumido por el dragón. Compasión, capacidad de renuncia.
Nos quedamos solos y sentimos que el resto del grupo o familia nos ha abandonado. No encontramos cobijo suficiente y la soledad se adueña de nosotros.
La Impotencia y la Desesperación me consumen

El Mártir

Perseguido por el dragón. Sentido de auto-sacrificio, justicia.
El Mundo entero parece convertirse en dragón y todo se vuelve contra nosotros.
Juzgo y me siento juzgado. Me hago la Víctima y mis reacciones pasan de la pasividad a la agresividad

El Errante

Evita el dragón. Espacio, libertad, descubrimiento, autonomía, desapego.
Si no puedo con el dragón, decido evitarlo, marcharme o simplemente darle la espalda. Actuar como si no existiera e incluso marchar a otros lugares para no encontrarme con el dragón. La huida y el negar los hechos se convierten en mi modos operandi

El Guerrero

Lucha con el dragón. Determinación, valentía, claridad.
Vuelvo y con la rabia de saber que no se ha ido, lucho con él saco mis armas y garras y si es posible ataco por si acaso.
La Violencia y la agresividad las utilizo para imponer mis puntos de vista

El Mago

Acepta y transforma el dragón. Capacidad de aceptación, creatividad, sabiduría.
Y utilizo todos mis recursos para darle un nuevo significado al dragón.
Manipulando los hechos, y engañándo me . Con juegos de ilusionismo

Con la propuesta de de Robert Dills, Judith DeLoizer y Debora Bacon Dilts
La segunda ronda se convierte en el encuentro con las luces “dones” de cada personaje arquetípico

 

La clave de éxito:

  • Alcanzar dones
  • El dragón no es el conflicto, es cómo nos hace sentir lo que está ocuuriendo

El dragón se transmuta y se convierte en una oportunidad de explorar recursos.

Marisa ha encontrado la forma de aprender a gestionar las emociones que nos les hacen sentir bien.
Marisa les hace reconocer la emoción que surge y elegir el personaje más adecuado en ese momento a sus sensaciones …..buscando la solución en los dones de otro de los personajes arquetípicos
Fortaleciendo su autonomía y desapego

Toman de esta forma consciencia de sus propios Recursos para solucionar sin depender de adultos.

 

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Mayte Galiana
Mayte Galiana

Formadora PNL. Miembro didacta de la AEPNL (Asociación Española de PNL).
Fellow Member Trainer de la IANLP (International Association for NLP).
Máster en Hipnosis Ericksoniana con PNL / Máster en PNL y Salud.

Comments are closed.