¿Cómo trabajar la autoestima con ejercicios de programación neurolingüística?

superar-fobia-con-pnl
¿Cómo superar una fobia con PNL?
04/10/2019
coaching para líderes
¿Qué es Coaching para Líderes?
18/10/2019
Mostrar todo
trabajar la autoestima

¿Cómo trabajar la autoestima con ejercicios de programación neurolingüística?

La opinión que tenemos sobre nosotros mismos es una apreciación totalmente subjetiva. Se trata del concepto de nuestro propio valor, pero ¿se puede trabajar la autoestima?

 

Para empezar: ¿Qué es la Autoestima?

 

Para algunas personas resultará paradójico empezar por esta pregunta. Quizás creen que es un tema que está muy claro y no hace falta precisar más. Sin embargo, desde nuestra experiencia, las cosas no son así.

 

En efecto, se habla a menudo de “tener la autoestima alta” o de “tener baja autoestima”. Esas frases son claramente erróneas. No existe tal cosa como “autoestima alta” o “autoestima baja”. La autoestima se tiene o no se tiene; no hay términos medios, no hay grados.

 

Sin embargo, esos términos se escuchan a menudo. Por ello, antes de explicar el modo de trabajar la autoestima con modelos de PNL, necesitamos aclarar algunas cosas.

 

Niveles Lógicos: diferentes aspectos de la experiencia humana

 

En el siguiente gráfico presentamos el modelo de Niveles Lógicos con el que trabajamos en PNL. Se trata de reconocer que en toda experiencia humana existen multitud de dimensiones, que explicamos a continuación.

 

trabajar la autoestima con pnl

 

Tomemos una experiencia como ejemplo: imaginemos que hablamos de una persona que toca la guitarra en un pub irlandés.

 

Esa experiencia tiene lugar en un momento y en un lugar. A eso le llamamos Entorno o Ambiente. Es la respuesta que obtenemos cuando preguntamos ¿dónde? y ¿cuándo?. En nuestro caso, la respuesta podría ser en el pub ‘Georges’, los viernes por la tarde.

 

Continuando con la misma experiencia, nuestro amigo realiza ciertas actividades, que llamamos Comportamiento. Para averiguar los comportamientos, preguntamos ¿qué?. Una respuesta obvia es “tocar la guitarra”. Quizás esa persona también hace otras cosas: explica lo que va a tocar, cuenta alguna cosa acerca de cada pieza musical, etc. Todo ello serían los comportamientos.

 

Más adelante podemos considerar que si esta persona puede tocar la guitarra es porque tiene ciertas Habilidades y Capacidades: por ejemplo, aprender de memoria un conjunto de acordes y notas, reconocer cuando las cuerdas de su guitarra están afinadas o no, organizar la información que va a proporcionar acerca de cada pieza y ofrecer su recital en un orden determinado para generar un tipo de estado en el público. Todo ello es la respuesta a la pregunta ¿cómo?. Son las estrategias internas que la persona ejecuta para llevar a cabo su actividad.

 

Seguidamente, nos encontramos con las Creencias y Valores que guían a esta persona. Las Creencias son ese conjunto de normas inconscientes que cada persona tiene y que le llevan a hacer o dejar de hacer algo, Los Valores son, valga la redundancia, aquellos temas que son valiosos para la persona. En nuestro caso, podemos imaginar que un Valor importante para nuestro amigo es el Disfrute, otro podría ser el Compartir; entre sus Creencias, quizás esté la idea de que es bueno hacer que la gente que está cerca se sienta bien. Las Creencias y Valores nos dan permiso y motivación; son la respuesta a las preguntas ¿por qué? y ¿para qué?

 

Estamos llegando al núcleo de la experiencia: la Identidad. Es la respuesta a la pregunta ¿quién?. Es algo así como ¿quién eres tú?. Quizás la persona responda “un músico” o “un guitarrista” o incluso “un showman”. Cada persona tiene una idea acerca de su propia identidad.

 

Finalmente, tenemos un espacio que llamamos Transpersonal; también se denomina Sistémico o Espiritual. Es la respuesta a la pregunta ¿quién más?. Aquí se incluye todo aquello con lo que la persona se siente conectada, los sistemas de los que forma parte. En este caso, probablemente la persona empiece por citar a su familia, como sistema más cercano; también nos puede hablar de su condición de vecino de un cierto barrio; quizás nos dirá que se siente formando parte de la gran familia de los músicos que tocan cierto tipo de estilo, etc.

 

Definiendo Autoestima

 

Sobre la base de este modelo, la Autoestima es la apreciación positiva de la propia Identidad. Es decir, ¿me considero una persona digna, un ser humano que merece respeto y consideración por el simple hecho de ser? ¿O quizás tengo dudas al respecto?

 

Aquí aparece claramente el tema que comentamos anteriormente: la Autoestima no tiene grados. Me considero una persona digna o no me considero como tal. Creo que merezco respeto o no lo creo. No hay término medio; no existe “dignidad a medias” o “respeto a medias”.

 

Todo esto nos lleva a una conclusión: el hecho de tener o no tener Autoestima está condicionado por nuestro Autoconcepto. Y el Autocepto es un juicio, una opinión; no es algo que dependa de factores o pruebas externas. No está sujeta a ninguna condición, más allá de esa opinión o juicio. Más adelante volveremos sobre esta idea.

 

Autoconfianza

 

Cuando llevamos a cabo una actividad, nos puede salir mejor o peor. El resultado depende de un montón de factores: conocimientos, experiencia, cuestiones ambientales, etc. Nuestra sensación de ser capaces de hacer algo es la Confianza. Es una sensación que procede de la vivencia personal.

 

Cuando no tenemos ni los conocimientos ni la experiencia, esa confianza es baja. A medida que vamos practicando, ganando experiencia y mejorando nuestros conocimientos, la confianza crece.

 

En este caso, sí podemos hablar de Autoconfianza baja o alta. Además esa mayor o menor confianza está condicionada a todos esos factores que hemos citado.

 

Distinguiendo Autoestima y Autoconfianza

 

Ahora ya podemos hablar de ambos conceptos, para recapitular:

 

La Autoestima tiene que ver con nuestra Identidad, con quienes somos. Es un juicio incondicional, que no está sujeto a ningún factor externo.

 

La Autoconfianza tiene que ver con nuestras Capacidades. Es una sensación condicional, que depende de nuestra experiencia y conocimientos.

 

Además de experimentar la Autoestima y la Autoconfianza, podemos proyectar hacia los demás nuestra Estima por ellos y nuestra mayor o menor Confianza. Un ejemplo de Estima (incondicional) es lo que sentimos hacia un bebé recién nacido. El bebé aún no ha desarrollado ninguna capacidad. Por tanto, no podemos tener confianza en sus capacidades, que aún están por desarrollar. Sin embargo, podemos tener una profunda estima, en tanto que ser humano, como merecedor de todo nuestro respeto y consideración, por el simple hecho de existir. Así es la Estima. Incondicional.

 

Trabajar la Autoestima

 

Con todas estas aclaraciones, ahora sí podemos abordar el tema que da título a este texto. Hemos señalado anteriormente que la Autoestima tiene que ver con juicios que hacemos sobre nuestra persona. Estos juicios se expresan como ideas más o menos amables o desconsideradas. Por ejemplo, “soy una persona digna de respeto” o “no merezco nada”. Son opiniones acerca de nosotros, en tanto que seres humanos.

 

Cuando hablamos de ausencia de Autoestima, queremos decir que la persona tiene creencias limitantes sobre sí misma. Por consiguiente. el trabajo centrado en la Autoestima se basa en cuestionar esas creencias acerca de nuestra persona que sean devaluadoras o desconsideradas.

 

En el campo de la PNL disponemos de muchos modelos y herramientas para trabajar con Creencias. Aquí citaremos algunos.

 

“El Trabajo” de Byron Katie para trabajar la autoestima

 

Se trata de una breve serie de preguntas, que parecen simples pero que esconden una gran profundidad. Estas preguntas están tomadas de Byron Katie, que nos propone lo que ella llama “El Trabajo”.

 

Las preguntas se aplican a la opinión o juicio que nos limita. Estas preguntas son:

 

  1. ¿Esto que pienso, es verdad?
  2. ¿Puedo saber que es verdad con absoluta certeza?
  3. ¿Cómo reacciono, qué sucede, cuando creo en ese pensamiento?
  4. ¿Quién sería yo sin ese pensamiento?

También podemos trabajar estas preguntas con la ayuda de otra persona que nos las haga, mientras nosotros nos dedicamos simplemente a identificar las posibles respuestas.

 

Ciclo de Cambio de Creencias

 

Otra forma alternativa de trabajar la propia Autoestima, es tomar la frase que expresa el juicio negativo y buscar una alternativa a esa frase. Seguidamente se puede trabajar con el  ‘Belief Change Cycle’, que es un modelo muy potente y efectivo para sustituir un pensamiento limitante por otro que nos devuelva el poder.

 

Metamodelo del Lenguaje de la PNL

 

Esta herramienta ya fue presentada en otro artículo de nuestro blog que puedes leer aquí. Se trata de otro conjunto de preguntas que nos llevan a reconsiderar el modo en que decimos las cosas y también las ideas poco útiles que a veces mantenemos.

 

Conclusión

 

Tener Autoestima o carecer de ella está relacionado con las Creencias que cada persona tiene acerca de sí misma como ser humano. Existen muchas formas de trabajar sobre la Autoestima, para recuperarla, siempre sobre la base de cuestionar esas creencias limitantes y sustituirlas por otras que nos den poder.

 

 

Mayte Galiana
Mayte Galiana
Formadora PNL. Miembro didacta de la AEPNL (Asociación Española de PNL). Fellow Member Trainer de la IANLP (International Association for NLP). Máster en Hipnosis Ericksoniana con PNL / Máster en PNL y Salud. Coach wingwave.

Comments are closed.